Iglesia Bíblica Torre Fuerte

Si tu corazón está roto (Parte 6)

  Posted on   by   No comments

Oraciones que debes hacer, si tu corazón está roto.

 

  1. Señor, ayúdame a perdonar como Jesús perdonó en la cruz

  2. Restaura en mí el gozo de tu salvación y mantenme con tu generoso Espíritu.

  3. Lléname con Tu gracia, que es suficiente para mí. Haz Tu fuerza perfecta en mi debilidad, hoy.

  4. Ayúdame a permanecer en Jesús, donde hay plenitud de gozo

  5. Cuídame como cuidarías tus propios ojos; escóndeme bajo la sombra de tus alas.

  6. Crea en mí un corazón brillante

En el Salmo 51:10, David clamó en agonía a Dios: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de ti.” La palabra que se traduce como “limpio” proviene de una palabra raíz Hebrea que puede significar “brillante”. Él rogaba por un corazón puro, limpio, brillante.

¿No es hermoso pensar en la idea de tener un corazón brillante? Cuando el corazón ha sido roto, las cosas se sienten totalmente oscuras alrededor. Algunas veces, cuando el dolor es muy fuerte o se sienta muy cerca, pareciera que aún nuestra luz interior se ha oscurecido.

Pero, hay buenas noticias. Si en algún momento hemos caminado en oscuridad, ahora podemos ver la luz: Jesús (Mateo 4:16). JESÚS es nuestra luz!!! Cuando clamamos a él en nuestro tiempo de necesidad, él vuelve a llenarnos con la luz de Su Espíritu.

Si tu corazón está roto, Jesus restaurará tu esperanza y te dará un corazón nuevo y limpio. Él quitará tu viejo corazón—ese corazón que se ha roto, marcado y herido en la batalla, y te dará un corazón nuevo. El corazón nuevo que te él te da es brillante y fuerte. Cuando él te da un nuevo corazón, ¡sentirás la luz de Su presencia dentro de ti!

Si necesitas un corazón brillante y sano, haz esta oración:

“Padre Dios, en el nombre de Jesús, por favor crea en mí, un corazón limpio. Renueva un espíritu recto dentro de mí. Quita mi viejo y roto corazón de piedra, y dame un corazón nuevo y brillante. Quita mi viejo espíritu y lléname con tu Espíritu. Lléname con tu luz, Padre, y crea en mí un corazón que resplandezca tu presencia. Gracias, Padre.”

 

 

 

 

 

Si esta publicación te gustó, compártela con tus amigos!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Categories: Blog, Iglesia, Yo creo

Comments