Iglesia Bíblica Torre Fuerte

El Propósito de Dios para mis Problemas

Descarga las Diapositivas:

Descargar PDF

Los problemas son parte de la vida, llegan sin invitación y de sorpresa; otras veces somos nosotros mismos los provocamos cuando vivimos vidas desobedientes y sin disciplina. A lo mejor en tu caso fue alguien que trajo el problema a tu casa y a tu vida. Sin importar cual o quien fue el iniciador del problema quiero que sepas algo muy importante:

TU PROBLEMA TIENE PROPÓSITO

La palabra de Dios es un libro de patrones y principios. Cuando descubrimos los patrones y principios establecidos en la palabra de Dios esto trae paz y tranquilidad a nuestras vidas. Es necesario entender que Dios no improvisa, sino que Él siempre tiene un plan, siempre existe un propósito en todo lo que nos ocurre. En Romanos 8:28 dice: “Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.”

El verso anterior es explícito al revelarnos que todo tiene un propósito, que fuimos llamados y elegidos a causa de un propósito. Tienes que entender que tu vida no es producto de la coincidencia, sino es producto de un propósito. Tú fuiste creado y creada a causa del propósito. En Dios todo cuanto nos ocurre tiene un propósito.

Recuerda que todo es:

  1. Enviado por Dios
  2. Permitido por Dios
  3. Usado por Dios

Este es una manera poderosa de ver la vida: “Todo lo que nos ocurre Dios lo utiliza para nuestro bien y su Gloria. ¡Todo tiene un propósito!” Todo problema en tu vida tiene un propósito.

Dios quiere crear de ti una persona que resuelve problemas en lugar de crear problemas. ¿Sabías que hay instituciones, organizaciones, empresas que emplean personas que resuelven problemas? Una persona que sabe resolver problemas se convierte en una persona valiosa y de mucha bendición.

¿Te has dado cuenta como Dios utiliza el problema en tu vida? Por lo común cuando pasas por un problema, descubres el propósito y al resolverlo te vuelves un imán que atrae personas que está pasando por el mismo problema que tú ya venciste. ¿Crees que es casualidad? ¡Claro que no! Generalmente cuando un problema es resuelto, esa situación se transforma en un testimonio capaz de impactar vidas para la Gloria de Dios.

El problema nos provee una poderosa oportunidad para conocer mejor a Dios, conocerte mejor a ti mismo y glorificar la obra de Dios en ti.

Dios se quiere mostrar GLORIOSO en tu vida, pero para hacerlo es necesario que vivas de acuerdo a su plan y propósito para tu vida.

Recuerda, los problemas tienen propósito. ¡No te dejes hundir, confundir o intimidar por lo que hoy estas atravesando! ¡Dios está contigo y te dará la victoria!

Si esta publicación te gustó, compártela con tus amigos!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email